» Roses

» 1794-Convención

Contribuïm a preservar el medi ambient: no imprimiu aquesta plana si no és realment necessari
Versión ImprimibleImprimir  |  Envíar a un amigoEnviar Castellano | Català |
1793 El 9 de noviembre llegó al puerto de Roses, una división que 30 días antes había salido de Lisboa. Eran 6000 hombres y 22 piezas de artillería. Acamparon junto a la plaza, con tanta desdicha que mientras su general escocés Joaquin Fobes Eskellater, había ido al cuartel general del Voló, a conferenciar con Ricardos, las lluvias anegaron el campamento, "llenando el agua dentro de las barracas a la altura de cuatro o cinco decímetros; desarrollándose las enfermedades, que hicieron preciso establecer hospitales en Roses”.
 
1793-1794 Ignacio Maria de Alava. La campaña del Rosellon. Al mando del navio San Francisco de Paula. Acudió en socorro de la escuadra de Lángara.

1795 La ciudadela de Roses cae en manos del ejercito francés después de tres meses de estar sitiada.

Fragmentos del gran "sitio de Roses” descrito por D. José Pella y Forgas.

Al amanecer del 10 de diciembre las inauguraban a los gritos de ¡viva la república!, formando todo el ejercito sitiador en parada, de gran uniforme los oficiales y los representantes de la Convención; empezaba el estruendo de los cañones contra el castillo de la Trinidad, seguían las baterías de la llanura y contestaban el castillo, la ciudadela y la voz del potente de los cañones de la escuadra.Oscurecióse el día con el humo, y numerosos proyectiles pasaban silbando por el espacio.Bombardeo teatral, propio de aquel entusiasmo revolucionario que cuidaron de ridiculizar los graves militares del estado mayor de Perignon, establecido en Figueras, cuando se vio que la plaza no se rendía con solo el ruido...

…El día 23 por la tarde embistieron con el mismo propósito, y con tanto ímpetu y número, que entraron en el reducto y aun en el pueblo de Roses, de donde fueron rechazados, contribuyendo los individuos del sometent de la villa; pero quedaron en el reducto y arrabal dels Grechs.Luchóse en este día rabiosamente.En las casas de Roses degollaron los franceses once vecinos… …Empezó enero con temporales…

…Distingióse en el horizonte otra escuadra española que mandaba el almirante Juan de Lángara no pudo ser de provecho, antes para que se juntasen en ese sitio las más extrañas circunstancias para hacerlo famoso, sucedió que con los temporales del mar hubo el de una nevada y tramontana sin ejemplo en el Ampurdan.Entonces, en medio del terrible silencio de los cañones, que de una y otra parte habían enmudecido, el gobernador Izquierdo, en una mala choza en medio de las ruinas de La Ciudadela, escribía re­signado en su Diario: «Día 15.Empezó a nevar en la noche, conti­nuando por todo el día, de modo que se cubrió de nieve toda la plaza, campo y montaña más de media vara de alto, y acompañada de un viento tan frío, que no se puede menos de admirar la constancia y brío con que la guarnición lo está sufriendo, cogiéndola después de 52 días de sitio y 25 de trinchera abierta, cuyos trabajos han sido continuos y acompañados de los mayores peligros.»

Pero tantas fatigas aumentaron las enfermedades, de modo que la escuadra estaba llena de enfermos y heridos.La toma del castillo, que los franceses seguían armando con artillería gruesa, imposibilitaba la defensa por mucho tiempo; una batería de 18 cañones de 24 empezaba a abrir brecha con su fuego incesante y se pensó en la con­clusión de la sangrienta defensa.Fue de manera que, aprovechando la calma de los vientos, en la noche del 2 al 3 de febrero se embarcó la guarnición; sólo su retaguardia, compuesta de 140 hombres, quedó en tierra, porque la alarma de un amago a deshora hecho por los franceses turbó el completo embarco…

…Sólo quedó en olvido la triste villa abandonada por sus habitantes quienes, como en los anteriores sitios, marcharon a aumentar la población de La Escala, al otro lado del golfo (1).


(1) Para todo lo referente a este sitio, los Diarios de Izquierdo y del almirante Gravina, publicados en el Mercurio, diciembre de 1794; enero de 1975; Fervel, tomo, 11, cap­itulo xxv; el Moniteur de 14 de febrero de 1795.Veinte años antes del sitio tenía Roses 1.600 almas, según escribió Perich, Relació de las antigüetats y modernitats de Roses, (inédito).

Plano del Sitio de la Plaza de Roses sostenido por el teniente general Don Domingo Izquierdo y auxiliado por la Escuadra del R.N.S mandada por el teniente general Don Federico Gravina.

Explicación de los números: 1 Roses, 2 Baluarte de San Juan, 3 Baluarte de San Felipe, 4 Baluarte de San Jaime, 5 Baluarte de San Andrés, 6 Baluarte de Santa Maria, 7 Puerta de tierra, 8 Puerta de la mar y 9 Rancha.


Plànol del Lloc de la Plaça de Roses

A) Batería de la Garriga de 2 morteros y 2 cañones de 24; empezó su fuego el 25-11-1794

B) Batería de Mas Sola de 3 morteros 2 obuses y 5 cañones; empezó el 26-11-1794

C) Batería de los Molinos de 5 cañones; empezó el 22-11-1794

D) Batería del Reducto de 1 obús y 2 cañones; empezó el 5-1-1795

E) Batería del Olivar de 4 morteros; empezó el 26-12-1794

F) Cinco baterías en la montaña de 7 cañones, 3 obuses y 1 mortero; empezó el 3-1-1795

G) Batería de la Viña decañones, 1 Obús y 1 mortero; empezó el 3-1-1795

H) Batería de la casa de Matas de 18 cañones; empezó el 1-2-1795

I) 2 baterías de 4 morteros cada una; empezaron el 1-2-1795

L) Diferentes Capaldones

M) Ramales y caminos cubiertos de enemigos.

Para todo lo referente a este sitio, los diarios de Izquierdo y del almirante Gravina, publicados en el Mercurio, diciembre de 1794; enero de 1975; Fervel, tomo, 11, cap­itulo xxv; el Moniteur de 14 de febrero de 1795.Veinte años antes del sitio tenía Roses 1.600 almas, según escribió Perich, Relació de las antigüetats y modernitats de Roses, (inédito).

• OPINIÓN - HISTORIA – Diario de Gerona - José Maria Barris Ruset. (Archivero municipal de Roses).

Traducción resumida del artículo sobre los sucesos domésticos referentes a los preparativos de La Gran guerra, publicado el 22/4/06.

Los hechos bélicos más diversos que ha tenido por escenario Roses, han estado bastante tratados y analizados desde hace muchos años por los historiadores. Usualmente, eso que se suele llamar "hechos de armas” que han sido objeto de estudios preferentes: los preparativos de la confrontación, los movimientos de las tropas, las estrategias militares y finalmente las batallas, que para que fueran bien, había de ser escabRoses y sanguinarias. Roses en este sentido, ha sido una zona donde demasiado a menudo se han dado desgraciadamente esta clase de hechos históricos. En cambio, no se ha profundizado mucho en los sucesos que suceden detrás de la guerra, es decir, en los aspectos organizativos mas prosaicos, o mejor dicho, domésticos.

A partir de las noticias que el investigador Mario Zucchitello recoge en un magnifico estudio titulado "De la Mediterrània a l´Atlàntic”. Navegación y comercio en Tosa (1759-1814), se puede uno aproximar a la cocina, los fogones, de un episodio bélico muy conocido: El sitio de La Ciudadela de Roses que sufrió entre el 22 de noviembre de 1974 al 3 de febrero de 1795, en el contesto de la Gran Guerra. Efectivamente, la declaración de la republica francesa el 21 de septiembre de 1792 provoca el inicio de la confrontación con el país vecino. De tal forma que las autoridades militares comenzaron los movimientos para aprovisionar y proteger la plaza fuerte de Roses.

No solamente los patrones roséenses, como Francisco Mares, Juan Ferrer o Benito Guitart ponen sus barcos al servicio del ejercito, sino que también Miguel Nogueras Vilar, patrón de Tosa efectuó múltiples viajes entre Roses y Barcelona (y a la inversa) transportando tanto efectos militares, como víveres. El joven Nogueras era propietario de una embarcación de 16 toneladas, llamada San Jaime, que fue construido en 1778 por el maestro de Tosa Miquel Vila.

Mario Zucchitello documenta que: «el 1792 [Nogueras] efectúa 3 viajes. En total transporta 1.282 quintales y 38 libras entre bombas, granadas y balas»… El año siguiente, con la guerra en marcha, Nogueras continua comerciando a buen ritmo en la ruta Barcelona Roses. La dirección de los viajes no da lugar a dudas, todos tenían como destino Roses. El 18 de julio de 1793 suministra habas, arroz y bacalao; el 11 de septiembre, habas y carne salada; el 9 de octubre y el 4 de diciembre, harina y provisiones para el ejercito respectivamente… En definitiva, se contempla el transito comercial que genera una confrontación bélica, o más bien, la actividad económica (economía de guerra) que comportan las hostilidades militares. Pues justo antes del sitio a finales de 1794 se mantuvo el aprovisionamiento de la villa y la plaza fuerte de Roses… …El mar aparece como la principal vía de comunicación y comercio en el litoral catalán. El contesto bélico tan solo hace potenciar el cordón umbilical que unía Roses con el resto del país. Desde el mar, se plantea en buena parte las esperanzas militares de una plaza estratégica como Roses, que los mismos contemporáneos la definían como abandona defensivamente, infradotada de personal y en estado ruinoso.

Zona Privada