»Llistat»

Opinió/text.

Hemeroteca rosinca de l'any 2002 fins avui.
Contribuïm a preservar el medi ambient: no imprimiu aquesta plana si no és realment necessari
Nota:Per publicar articles o textos en aquest apartat, feu-ho a l'adreça: webrosesdigital.com.
Autors:Els articles que siguin publicats/enviats a més mitjans caldrà  que ens ho feu saber.
imprimirImprimir  |  Envi­ar a un amigoEnviar  | Últim comentari

Arsenio Fernandez

Estafadores de traje

10/12/2007


Cobran por crear el problema y por solucionarlo, e incluso por el material de oficina



Més informació a:
RosesDigital
 

ESTAFADORES DE TRAJE EN ROSES

En Roses desde hace tiempo viene actuando un binomio de trajeados, con el apoyo incondicional de algunas hienas. Algún que otro picapleitos, directores de entidades financieras y empresarios indeseables.

Estos dos personajes, captan a sus clientes mediante una más que estudiada campaña de marketing, página Web, merchandising; bolígrafos, carpetas, calendarios, etc. Siempre aderezado de un toque de seriedad, elegancia y sobre todo buena imagen, que no haga presagiar a sus víctimas que cuando entren por la puerta de sus oficinas, se van a encontrar los mejores servicios en esta materia de toda la comarca.

Una vez captado este nuevo cliente, sin saberlo ha establecido un canal de información, que será lo que le lleve a su perdición, como norma general. Puesto que a través de ella deposita en sus captores, una confianza inmerecida, dándoles el material necesario, para que puedan actuar, según el caso; sus intimidades personales, las facturas de sus empresas para que les lleven la contabilidad, sus títulos universitarios para que se los homologuen, la regularización de papeles, gestiones inmobiliarias, etc., etc., etc.,…

A medida que transcurre el tiempo los clientes comienzan a darse cuenta de que suceden hechos extraños, y como no poseen los conocimientos o la información oportuna, pasan a convertirse en víctimas. Comienzan a recibir notificaciones de la Agencia Tributaria u otra agencia del Estado, sin motivo aparente, y como no entienden o saben de que van las notificaciones, recurren a trajeados para que se lo solucionen, y claro que se lo solucionan pero, ¿A qué precio?

Pues bien esto es muy sencillo, los trajeados cobran por hacerte la contabilidad, presentar documentación, etc., ¡OH! que mala pata, como lo presentan o bien mal, o fuera de plazo o con cualquier tipo de error también cobran por solucionar estos fallos, a través de normalmente, de otra sociedad con nombre similar a la que incurrió en los errores. En fin, que cobran por crear el problema y por solucionarlo, e incluso por el material de oficina.

Cuando ven que su víctima empieza a flaquear, automáticamente pasan a otra fase; chantaje, extorsión y/o coacción emocional. Realizan a sus víctimas normalmente esta pregunta o tipo similar;-¿Ya no confías en nosotros?, -Con todo lo que hemos hecho por ti…, Esto de las notificaciones es normal…etc. Dan a entender a sus víctimas, que las entidades financieras solo les facilitaran lo que necesitan si van de la mano de los trajeados. Cuando no, presumen o dicen que si necesitan algo del ayuntamiento, tranquilo/a que tenemos un contacto muy importante actualmente dentro. O bien lo que sea acorde a ese momento puntual.

Otra manera que tienen de actuar, es hacer a sus clientes algún que otro contrato privado de cualquier tipo, personal o empresarial, donde incluso sacrifican su patrimonio o el esfuerzo de toda la vida. Les retienen la documentación, tanto títulos para homologar, como la contabilidad de la empresa para que estos no se vayan, y que los ate a ellos de alguna manera, creando así una dependencia a la hora en que la víctima tenga que tomar decisiones. Y claro, cuando llega el momento delicado, ahí está algún empresario para pagar cuatro miserias, por algo que en realidad vale mucho más, algún director de entidad financiera para prestar dinero, o bien algún picapleitos sin escrúpulos para los temas legales, para entre todos así, exprimirle a la víctima todo lo que se pueda.

Los pagos realizados con sobres, normalmente no llevan factura, por conceptos como pueden ser la tramitación de la documentación para la regularización en el país, o la homologación de Títulos Académicos, llegando sus víctimas a pagar autenticas salvajadas por ello, y esperar largos periodos de tiempo que para nada son necesarios ni normales. Sin poder luego reclamar por no tener factura.

Cuando los estafadores trajeados ven que la cuerda se va a romper, o bien no hay más que rascar, acceden a entregar la documentación, o romper la relación contraída, no sin antes, firmar una declaración donde la víctima entre otras cosas, renuncia expresamente, a tomar las acciones legales que estime oportunas, qué vayan en detrimento de ellos o las Sociedades que Administran.

Cuando uno está sometido a la influencia de este binomio, es como si se estuviera en una burbuja, llena de neblinas, oscuridades, y temores que no dejan ver la realidad. Y esta burbuja por desgracia para ellos y por suerte para sus víctimas, solo es virtual, ya que en la realidad, todo es muchísimo más fácil de cómo ellos lo pintan o lo hacen ver, y por supuesto todo muchísimo más barato. En sus facturas vendrá detallado casi todo, pero lo que no falla nunca es, el material de oficina.

Lo único que hay que hacer para no caer en sus garras, convertirse en víctima y evitar a estos estafadores con trajes es ir a otros sitios e informarse.

Arsenio Fernández Rodríguez


  |   Imprimir   |  Envi­ar   |  
- X -
Imprimible  |  Envíar  |