»Llistat»

Opinió/text.

Hemeroteca rosinca de l'any 2002 fins avui.
Contribuïm a preservar el medi ambient: no imprimiu aquesta plana si no és realment necessari
Nota:Per publicar articles o textos en aquest apartat, feu-ho a l'adreça: webrosesdigital.com.
Autors:Els articles que siguin publicats/enviats a més mitjans caldrà  que ens ho feu saber.
imprimirImprimir  |  Envi­ar a un amigoEnviar  | Últim comentari

Pablo de la Fuente

Don Carlos Páramo, el mayor (*) de Roses

18/02/2011


El Estado no tiene competencias en Catalunya en política de patrimonio histórico



Uno de los embustes más soeces que se han contado en este foro se ha perpetrado cuando el Sr. Páramo y sus camisas pardas se han dedicado a afirmar una y otra vez en diferentes hilos que fue el gobierno de España el responsable del expolio y eyaculación de hormigón que ha sufrido el castillo de la Trinidad.

Pero hay un pequeño problema: “Madrit” aquí ni pincha ni corta. Sólo fue el pagano que llenó las arcas de un conocido constructor de Roses, en pago al apoyo del partido del Sr. Páramo al gobierno del Sr. Aznar. Y es que el gobierno de la Generalitat tenía en aquel entonces y tiene hoy en día competencias ejecutivas plenas sobre el patrimonio histórico catalán, e incluso ha legislado al respecto con una Llei de Patrimoni, ya recogida en el marco del anterior Estatuto de Autonomía.

Contemplemos unos curiosos hechos.

a) “Madrit” quiere intervenir el patrimonio histórico de titularidad estatal en Cataluña. Este es el caso del Castillo de San Fernando de Figueres. El Estado, propietario del monumento, ha pretendido en los últimos años reconstruir la puerta principal de esa fortaleza, que saltó por los aires en 1936. La Comissió de Patrimoni, organismo dependiente de la Conselleria de Cultura de la Generalitat, tumbó en dos ocasiones dicho proyecto alegando que, dado que se disponía de menos de 10 % de la piedra original, el proyecto era inviable, pues era contrario al espíritu del art. 35 y siguientes de la ley catalana. Y “Madrit” tuvo que comerse con patatas “su” proyecto para “su” monumento. Si no hay piedra original, no hay restauración.

b) ¿Qué ha pasado en el castillo de la Trinidad? Pues, justamente al revés. Teniendo en torno al 90 % de la piedra para restaurar dicho monumento, la Comissió vio con buenos ojos la reconstrucción con otros materiales y no puso objeción alguna a que la piedra, en contra de la legislación catalana, se arrojase a un vertedero.

¡Qué estrecho es el mundo para unos y qué ancho es para otros! Pero, ¿qué diferencia existe entre A y B? Que en el primer caso, cuando el gobierno de España quiso llevar a cabo la actuación, Cultura de la Generalitat estaba en manos de ERC, mientras que en el caso B el gobierno paramista no tuvo muchos problemas en que la Comissió, controlada en ese momento por CiU, diera luz verde al estropicio.

Como se puede apreciar, fueron los forajidos de la Comissió de Patrimoni, a instancias del otrora todopoderoso Sr. Páramo, que entonces era algo más que un alcalde de pueblo, los que dieron luz verde a semejante ejercicio de prevaricación.

¿Alguien adivina las razones de semejante entuerto? Una pista: el propio Sr. Páramo se congratulaba en este foro de que el constructor Siñol se llevara el gato al agua.

Esta una foto del castillo de la Trinidad sobre la que los camisas pardas del paramismo podrían espetar que es un vil montaje para desprestigiar a su caudillo. Pero no es así. En la Biblioteca Municipal de Roses, pueden consultar el libro de Joan Badia L’Arquitectura medieval de l’Alt Empordà, página 258. Y ahí esta la piedra, en la que se aprecian muchos mampuestos de exquisita talla. Descansen en paz allá donde estén.
 


  |   Imprimir   |  Envi­ar   |  
- X -
Imprimible  |  Envíar  |